Habib Burguiba (en árabe, حبيب بورقيبة Ḥabīb Būrqība, también conocido por la transcripción francesa Habib Bourguiba) (Monastir, 3 de agosto de 1903 - 6 de abril de 2000) fue un político tunecino y líder nacionalista. Fue el segundo Primer ministro del Reino de Túnez antes de poner fin a la Monarquía y proclamar la República de Túnez el 25 de julio de 1957, convirtiéndose así en su primer presidente. Antes de esto, jugó un papel importante en la obtención de la independencia de Francia (el 20 de marzo de 1956), terminando así con el protectorado de 75 años. Habib Burguiba nació en Monastir (Túnez), siendo el hijo más pequeño de 8 hermanos, en el seno de una familia de clase media terrateniente. Tras destacar en sus estudios, en 1907 se traslada a Túnez para continuar su educación en el Colegio Sadiki y luego en el Liceo Carnot, antes de obtener su bachillerato francés en 1924. En 1927, se graduó como abogado por la Universidad de París y tras su regreso a Túnez, Burguiba comienza a interesarse por el nacionalismo independentista, integrándose, en la década de 1930, en el partido nacionalista tunecino, del cual llegó a ser el máximo dirigente. Con aspiraciones hacia una política moderna y reformista cercana al socialismo, más descentralizada y desvinculada de las élites de la ciudad de Túnez -que hasta entonces controlaban el movimiento-, el 2 de marzo de 1934, a los 31 años, funda un nuevo partido: el Neo-Destour, encabezando así el movimiento tunecino por la independencia. Por su activismo en pro de la independencia, Burguiba comenzó a llamar la atención de las autoridades del protectorado francés, quienes le arrestaron y obligaron a exiliarse en varias ocasiones. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Burguiba (que en ese momento se encontraba detenido) fue trasladado a distintas cárceles francesas. Tras ser liberado en 1942 por el Tercer Reich, decidió internacionalizar el caso tunecino y buscar el apoyo de la Liga Árabe en El Cairo, donde vivió desde 1945 hasta 1949. Sus intentos fueron en vano, ya que los países árabes estaban más preocupados por el conflicto palestino-israelí. Al regresar a Túnez, Burguiba empezó a negociar con Francia las condiciones de la independencia. Sin embargo, las conversaciones demostraron ser un fracaso total y Bourguiba decide presentar el caso ante las Naciones Unidas. Después de lograr la agitación de la población tunecina y el inicio de la lucha armada contra Francia, en 1952, es encarcelado de nuevo durante dos años en las Islas de la Galita, hasta que es puesto en libertad y nombrado para negociar los términos de la independencia con el primer ministro francés, Pierre-Mendès France. Tras largas discusiones, Burguiba obtiene acuerdos de autonomía interna para Túnez y regresa triunfante a la capital tunecina el 1 de junio de 1955. No obstante, la alegría duró poco, ya que el acuerdo obtenido no agrada a ni a sus partidarios, quienes exigían la independencia total del Magreb. Este desacuerdo da comienzo a una guerra civil entre los partidarios de Burguiba, que abogaban por una política gradual y modernizadora, y los conservadores partidarios nacionalistas de . El enfrentamiento termina con el Congreso de Sfax de 1955 apoyando a Burguiba, quien obtendría la independencia de Francia el 20 de marzo de 1956. Una vez lograda la independencia del país, Burguiba fue nombrado Primer Ministro por el rey Muhammad VIII al-Amin y actuó como gobernante de facto hasta anular los poderes del bey y proclamar la República el 25 de julio de 1957. Posteriormente, es nombrado presidente interino de Túnez hasta que se promulga la constitución y Burguiba es elegido presidente permanente. Su gobierno estuvo centrado em la occidentalización del país dentro del modelo del socialismo árabe, incluyendo mejoras en el sistema educativo, la lucha contra la desigualdad de género, el desarrollo de la economía y el mantenimiento de una política exterior neutral, lo que lo convirtió en una excepción entre los líderes árabes. Su gran reforma fue el Código Civil tunecino. Bourguiba estableció un sistema presidencial que pronto se convirtió en un Estado de partido único que duró veinte años y estuvo dominado por su partido, el Partido Socialista Desturiano. En 1975, el Parlamento tunecino le proclamó presidente vitalicio de la República. El final de su gobierno de treinta años estuvo marcado por un declive en su salud, una “guerra de sucesión” y el ascenso del clientelismo y del islamismo en la política. Su mandato concluyó con su destitución por el entonces primer ministro, Zine El Abidine Ben Ali, el 7 de noviembre de 1987. El depuesto presidente fue mantenido bajo arresto domiciliario y alejado de la política en una residencia en Monastir, donde permaneció hasta su muerte el 6 de abril de 2000.

Bourguiba, Habib (1903-2000)

Año de nacimiento:

1903

Lugar de nacimiento:

Monastir

Año de fallecimiento:

2000

Categoría profesional:

Abogados, Politicos,

Lengua: Árabe