Santa María Faustina Kowalska (Głogowiec, voivodato de Łódź, 25 de agosto de 1905 - Łagiewniki, Cracovia, 5 de octubre de 1938),​ nacida Helena Kowalska, fue una religiosa de la orden de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia y mística católica polaca.​ Sus apariciones de Jesucristo inspiraron la devoción católica a la Divina Misericordia y le valieron el título de Apóstol de la Divina Misericordia. La Iglesia católica la venera como santa y es conocida simplemente como Santa Faustina. Los teólogos la consideran entre los más notables místicos del Cristianismo. Su misión fue preparar al mundo para la segunda venida de Cristo. Entró a la vida religiosa en 1925 en la congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia. Su confesor, el beato Michał Sopoćko, le pidió que escribiera sus vivencias en un diario espiritual, que consta de varios cuadernos. Así pues, no por su voluntad sino por mandato de su confesor, dejó escritas sus vivencias místicas en unas seiscientas páginas. Fue canonizada por Juan Pablo II el 30 de abril de 2000, día en que también instituyó la fiesta de la Divina Misericordia.

Faustina, Santa

Categoría profesional:

Religiosas

Lengua: Polaco