Pío VII (en latín: Pius PP VII), de nombre secular Barnaba Niccolò Maria Luigi Chiaramonti (Cesena, 14 de agosto de 1742-Roma, 20 de agosto de 1823), fue el 251.er papa de la Iglesia católica desde el 14 de marzo de 1800 hasta su muerte en 1823. Durante su juventud vivió como monje de la Orden Benedictina con el nombre de Gregorio, y destacó como teólogo y obispo. Sería elegido papa luego de la sede vacante acaecida a la muerte de Pío VI, y al igual que él, su papado estaría fuertemente marcado por la presencia del general francés Napoléon Bonaparte y las consecuencias de sus invasiones en la península itálica, siendo incluso apresado por este.​ Sin embargo, su persona permanece eclipsada frente a la del francés: sufrió la afrenta de perder los Estados Pontificios y el poder temporal de la Iglesia; pero, por otra parte, logró dar muestras de fortaleza frente a Napoleón.​ Su gran labor, aunque más desconocida, radica en su apoyo a las artes, la cultura y la educación. Actualmente se encuentra en proceso de canonización, cuya causa fue abierta por el papa Benedicto XVI en 2007, otorgándosele el título de siervo de Dios.​

Pío VII, Papa

Lugar de nacimiento:

Cesena

Categoría profesional:

Sacerdotes

Lengua: Latín