Curtis Bernhardt (15 de abril de 1899 – 22 de febrero de 1981) fue un director de cine alemán nacido en Worms, Alemania, bajo el nombre de Kurt Bernhardt.​ Comenzó como actor antes ser director en 1926. Sus películas más famosas son A Stolen Life (1946), Sirocco (1951), y Beau Brummell (1954). Bernhardt dirigió películas en Alemania de 1925 hasta 1933, cuando tuvo que huir del régimen nazi —que lo tuvo arrestado durante un corto período de tiempo— porque era judío.​ Bernhardt dirigió películas en Francia e Inglaterra antes de mudarse a Hollywood para trabajar para Warner Bros en 1940. Produjo y dirigió su último trabajo en Hollywood, Kisses for My President en 1964, sobre la supuesta primera presidenta de la nación, protagonizada por Polly Bergen y Fred MacMurray.[cita requerida] Está enterrado en Glendale, cerca de su mujer, Pearl Wellman Bernhardt.​​

Año de nacimiento:

1899

Lugar de nacimiento:

Worms

Año de fallecimiento:

1981

Categoría profesional:

Guionistas, Directores de cine,

Lengua: Alemán