Alfredo James Pacino (Nueva York, 25 de abril de 1940), más conocido como Al Pacino, es un actor de cine, teatro y televisión estadounidense, habiéndose desempeñado ocasionalmente como guionista, director y productor. Su carrera abarca siete décadas, desde sus inicios en la escena teatral neoyorquina hasta su éxito en el cine, obteniendo numerosos premios y honores, incluidos los premios Óscar, Emmy, Globo de Oro y Tony, siendo uno de los actores del siglo XX que más reconocimientos ha recibido.​ Es conocido por haber interpretado personajes problemáticos y outsiders,​ con una presencia intensa y explosiva,​​ lo que lo llevó a ser catalogado por varios medios como uno de los mejores actores de su generación y uno de los más representativos del cine estadounidense de la década de 1970.​ Después del divorcio de sus padres, su niñez transcurrió en South Bronx junto a su familia materna, de clase obrera y origen italiano. Fue entonces cuando comenzó a ir al cine acompañado de su madre y a imitar escenas de películas. Aunque ya había comenzado a actuar en obras escolares y en la secundaria, durante su adolescencia se vio forzado a abandonar sus estudios de actuación para desempeñarse en empleos que le permitieran ganarse la vida. Aún luchando por subsistir, a menudo desempleado y llegando a encontrarse sin vivienda, Pacino continuó su formación como actor, primero en el HB Studio y más tarde en el Actors Studio, donde pulió las técnicas de actuación del «Método». Su trayectora en los escenarios comenzó en los años 1960 en producciones off-off-Broadway y además de actuar llegó a escribir espectáculos de revista e incluso desempeñarse como comediante en vivo. Después de obtener cierto reconocimiento por su actuación en la obra The Indian Wants the Bronx, su popularidad en el ámbito teatral continuó incrementándose gracias a Does a Tiger Wear a Necktie?, su debut en Broadway. Asimismo, logró captar la atención de la industria cinematográfica y tras un fugaz debut en Me, Natalie (1969), recibió varias ofertas para continuar trabajando en ese medio antes de interpretar a un adicto a la heroína en el drama The Panic in Needle Park (1971). Ya siendo un acérrimo «actor de método», solía compenetrarse profundamente con sus personajes,​ al punto de llegar a exhibir características de estos incluso fuera de los escenarios.​ Su carrera tomó impulso y obtuvo reconocimiento internacional por una seguidilla de papeles progatónicos en las cintas El padrino (1972), Serpico (1973), Espantapájaros (1973), El padrino II (1974) y Tarde de perros (1975).​ A pesar de la poca experiencia previa de Pacino en el cine, el director Francis Ford Coppola insistió en contar con él para interpretar a Michael Corleone en El padrino. Aunque al inicio de la filmación no logró convencer a los ejecutivos,​ por su actuación como el jefe de la familia Corleone consiguió la primera de varias candidaturas al Óscar y se transformó en una estrella de cine.​​ Seguidamente, su personificación del incorruptible policía Frank Serpico en Serpico no solo le granjeó la aprobación de los críticos sino que valió un Globo de Oro. Tras el rotundo éxito de la primera entrega, interpretó a Michael Corleone en la segunda parte de El padrino, con resultados equiparables, terminando de solidificar el prestigio de su participación en la saga.​ Pacino se alejó del cine a mediados de la década de 1980 tras los pobres resultados de algunos de sus trabajos, entre ellos la controvertida Cruising (1980), el drama criminal Scarface (1983) y el fracaso de taquilla Revolution (1985). Sin embargo, su escandaloso retrato del narcotraficante Tony Montana en Scarface logró transformarse en un icono cultural y la obra en una película de culto.​​ Volvió a encaminar su trayectoria en el cine con el filme de suspenso Sea of Love (1989)​ y durante los siguientes años iba tener otras actuaciones memorables que lo catapultarían de vuelta a la cima.​ Con las primeras dos entregas de El padrino a menudo citadas entre las mejores películas de la historia, completó la trilogía con El padrino III (1990). Asimismo, luego de ser candidato al Óscar por Dick Tracy (1990), volvió a estar nominado por Glengarry Glen Ross (1992) y finalmente obtuvo dicho galardón por encarnar al militar retirado Frank Slade en Scent of a Woman (1992). Su carrera en la gran pantalla continuó con papeles como Carlito Brigante en Carlito's Way (1993), el teniente Vincent Hanna en Heat (1995), «Lefty» Ruggiero en Donnie Brasco (1997), John Milton en The Devil's Advocate (1997), Lowell Bergman en The Insider (1999), el detective Will Dormer en Insomnia (2002) y Jimmy Hoffa en El irlandés (2019). Pese a su popularidad como actor de cine, nunca abandonó el teatro y paralelamente continuó actuando en los escenarios durante ciertos periodos de su trayectoria, más notablemente en obras de David Mamet en los años 1980 y reestrenos de obras de renombre en los años posteriores, entre ellas El mercader de Venecia (2010) como Shylock, rol que ya había interpretado en la adaptación fílmica de 2004. Después de evitarlo durante años, se acercó a la pantalla chica para protagonizar con éxito múltiples producciones de HBO como la miniserie Angels in America (2003) y el telefilme You Don't Know Jack (2010). Aunque Pacino no se considera a sí mismo director,​ siendo seguidor de Shakespeare, debutó como cineasta con Looking for Richard (1996), un documental acerca de la obra Ricardo III, y volvió a trabajar detrás de cámaras con la cinta independiente Chinese Coffee (2000) y el docudrama Wilde Salomé (2011).

Pacino, Al (1940-)

Año de nacimiento:

1940

Lugar de nacimiento:

Manhattan

Categoría profesional:

Actores, Guionistas, Productores de cine, Directores de cine,

Organismo o grupo relacionado:

Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias

Lengua: Inglés