Carlos Casaravilla (Montevideo, Uruguay, 12 de octubre de 1900 – Cullera, Valencia, España, 17 de febrero de 1981) fue un actor uruguayo. Su carrera cinematográfica se desarrolló entre 1934 y 1978, casi siempre en papeles secundarios. Debutó con el filme , de . Firmó algunas de sus mejores interpretaciones de la mano del director Juan Antonio Bardem, en películas como Cómicos (1954), Muerte de un ciclista (1955) o Sonatas (1959). A cuenta de su papel en Muerte de un ciclista, el escritor y crítico Eduardo Haro Tecglen reconoció que era un actor \"espectacular\", y observó: «Era un hombre especializado en papeles de cínico, y de extranjero, porque hablaba idiomas, y por eso siempre le daban un papel con acento extranjero».​ También apareció en numerosas producciones extranjeras, entre las que destacan Orgullo y pasión (1957) de Stanley Kramer, (1965) de Claude Chabrol o El regreso de los siete magníficos (1967), de . En 1959 protagonizó la película El Lazarillo de Tormes, que se alzó con el Oso de oro en la décima edición del Festival Internacional de Cine de Berlín.​ En Teatro, participio junto a Marujita Díaz en la obra \"Yo soy casado, señorita\" 1948

Año de nacimiento:

1900

Lugar de nacimiento:

Montevideo

Año de fallecimiento:

1981

Categoría profesional:

Actores