Teodoro II Láscaris (en griego: Θεόδωρος Β΄ Δούκας Λάσκαρις, trans. Theodōros II Doukas Laskaris; noviembre de 1221 – 18 de agosto de 1258), fue emperador bizantino de Nicea que aunque no tan capaz como su abuelo o su padre, Teodoro I y Juan III Ducas Vatatzés, respectivamente fue un hábil gobernante, buen soldado, y un hombre de letras, que logró mantener unido el próspero estado oriental de Nicea que le legó su padre. Teodoro II, que ya había sido coronado como coemperador, se convirtió en único gobernante a la muerte de su padre en noviembre de 1254. Al comienzo de su reinado renovó la alianza con el sultanato selyúcida de Rüm. A principios de 1255, sin embargo, el zar búlgaro Miguel Asen II invadió Tracia y Macedonia. Después de dos campañas victoriosas contra los búlgaros, Teodoro los obligó a firmar un tratado en mayo de 1256. El sucesor de Miguel Asen II, Constantino Tikh, renovó la alianza con Nicea, por medio de su matrimonio con una hija de Teodoro.​ No tuvo tanto éxito en las relaciones con el Despotado de Epiro. En octubre de 1256 Teodoro casó a su hija María con Nicéforo, el hijo de Miguel II, el déspota de Epiro. Como una condición del matrimonio, sin embargo, Teodoro exigió las ciudades de Dirraquio y Servia. Miguel se enfureció por esta demanda, y estalló la guerra, esta se estaba realizando en el momento de la muerte de Teodoro. Fue sucedido en el trono por su hijo Juan IV Láscaris.

Teodoro II Láscaris, Emperador de Nicea

Lengua: Griego clásico